Sandra Montrone

Tiene 26 años y ha hecho historia de la Universidad: es la primera en obtener el título profesional de la carrera de Derecho. Hoy se encarga de solucionar los problemas tributarios de importantes empresas en la prestigiosa PricewaterhouseCoopers (PwC).  Esta es la historia de Sandra Montrone.

Por: David Gavidia

A los 16 años, Sandra Montrone estaba por terminar el colegio y se encontraba en ese limbo que es tomar la primera gran decisión de su vida: elegir una profesión. No demoró en optar por la Pacífico como su centro de estudios, pues se decía a sí misma: de la UP han salido los mejores economistas, personas influyentes en el mundo académico, empresarial, bancario, ex ministros. “No había pierde”, pensó.

Es así que decidió estudiar Economía. Tenía el apoyo de sus padres, inició la carrera, pero pronto entró en una crisis vocacional. Aunque Economía le gustaba, sentía que no era lo suyo, sentía que algo faltaba. Pensó en un cambio de profesión que no la afecte en términos de tiempo. Fue así que optó por llevar cursos de la malla de Administración, mientras terminaba de decidir qué es lo que haría: Economía, Administración u otra alternativa que se presentara en su camino y que le fuera atractiva.

“Decidí matricularme en cursos electivos mientras terminaba de decidir. Cursos de administración, por ejemplo. Es la ventaja de una universidad multidisciplinaria”, dice al recordar aquellos años de decisiones importantes, pese a su corta edad.

En ese camino lleno de vaivenes, llegó el año 2008, la Universidad abrió la carrera de Derecho y Sandra se inscribió en los cursos introductorios de esta nueva carrera. Comenzó a destacar. Obtenía buenas calificaciones y sus amigas no demoraban en gastarle bromas: “te has vuelto chancona”, le decían. Aprobó con buenas calificaciones los cursos de Introducción al Derecho, Derecho Civil, y Derecho Penal. Pronto entendió que ese podría ser su camino.

“Entonces me di cuenta que esta carrera me interesaba mucho, que me motivaba aún más”, respondió ella. Ese fue el inicio.

Ha pasado un año desde que se graduó con la primera promoción de la carrera de Derecho. En una entrevista que el portal web de la UP le realiza el día de su graduación, Sandra –vestido negro, medalla de graduación, emoción desbordante– asegura: “Es un honor ser parte de la primera promoción de Derecho”. Ella se graduó una tarde de diciembre del 2014. Lo hizo junto a cinco de sus compañeros. Esa tarde, el Decano de la Facultad, Fernando Cantuarias, se acercó al grupo de noveles abogados y les soltó el reto: “¿Quién será el primer titulado? Eso será histórico”. El reto lo asumió Sandra.

“Celebré mi graduación, pero sentía que me faltaba algo: la licenciatura”.

Unos meses después de la graduación, Sandra, pidió un permiso temporal en su centro de labores y se preparó para el examen de grado. ¿El resultado? Mención sobresaliente. “Es un orgullo ser la primera en obtener el título profesional”, dijo. Para lograr el grado, sustentó un expediente de Derecho Tributario y otro de Propiedad Intelectual.

Justamente, en la especialidad de Derecho tributario es donde ella se viene desarrollando en el ámbito laboral. En la actualidad, trabaja en PricewaterhouseCoopers, una de las firmas de servicios profesionales más importantes del mundo que presta servicios de auditoría, consultoría y asesoramiento legal y fiscal a las importantes compañías. Allí, sentada en un escritorio y durante buena parte del día se encarga, junto a un equipo de abogados dedicados al derecho tributario, a solucionarle la vida a las empresas. Ahora habla de activos, inversión en bonos, procedimientos ante la SUNAT, se plantea escenarios de cómo por un descuido, como la falta de pago de impuestos, puede generar graves perjuicios económicos a una empresa.

“Siento que lo aprendido en la Universidad me ayudó mucho. Cuando me hablan, por ejemplo, de conceptos contables o económicos los capto con facilidad, y estoy segura que ello se debe a la formación multidisciplinaria que me dio la universidad. Ahora, no digo que quienes estudiaron en otras universidades no puedan captar los temas de la misma forma, pero sí creo que el haber estudiado en la Facultad de Derecho de una de las más prestigiosas universidades de negocios del país, me ayuda mucho en mi desarrollo profesional”, cuenta ahora mientras trabaja.

“¿Por qué decidí estudiar en la Universidad del Pacífico? porque me ofrecía una combinación de profesores altamente calificados, enseñanza multidisciplinaria y una base sólida en valores. Era la mejor opción. Hoy puedo decir con seguridad que no me equivoqué”, dice antes de que esta joven de 26 años vuelva a sus labores y continúe haciendo historia, como el ser la primera abogada en obtener la licenciatura de la Universidad del Pacífico.

 

 

Deja un comentario