Roberto Castro

Roberto Castro planifica sus ciclos de vida según los mundiales de fútbol. Desde los ocho años, su momento más importante de la semana es el lunes por la noche, cuando dan la programación de los partidos. “No puedes huir de tu vocación. Y la Universidad del Pacífico siempre me alentó a seguirla”, cuenta. Actualmente es director de la web dechalaca.com, tiene dos programas de televisión, uno de fútbol y uno de economía, enseña Historia del Deporte en un instituto y es Jefe de Proyectos Periodísticos en Semana Económica.

Siempre creyó que la economía mueve el mundo y genera cambios. Esa forma de razonar tal vez sea uno de los mayores antecedentes de los que hoy es como profesional. Desde chico pensaba que para poder hacer algo por el Perú necesitaría las mejores herramientas y por eso decidió ingresar a la UP.

Pero a Roberto siempre le había gustado el periodismo. Trabajó como periodista deportivo desde que estaba en el colegio. En la universidad, junto con un grupo de alumnos, desarrolló uno de los mejores proyectos empresariales y personales de su vida: la revista Boceto. Editó los doce primeros números.

“La considero mi hija. Le puse todo mi esfuerzo. Por la gente, por el proyecto, por lo que hacíamos para mejorar la universidad. Nos parecía que muchos estudiantes vivían en una burbuja y nosotros queríamos sacarlos de ahí, que se interesen en la vida política”, comenta.

Para el primer número, cada integrante puso 55 soles y las primeras 400 revistas salieron a la venta el 22 de abril del 2002, a las nueve de la mañana. A las once ya no había ninguna. “No buscábamos ganar dinero, sino que el proyecto sea autosostenible”, recuerda. En la edición número cuatro ya tenían auspiciadores y vendieron mil revistas: dos de cada tres personas de la universidad la leían.

Boceto promovía el debate, la participación y la representación estudiantil en un Perú complicado, post-Fujimori. “La revista tenía un espíritu crítico y constructivo. Se buscaba la excelencia. Si había que entregar un lápiz de souvenir junto con la revista, nosotros los tajábamos toda la noche. Siempre tratábamos de ser excelentes”, afirma Roberto.

Pero todo camino tiene vallas. En un momento, incluso, pensó dejar la carrera: no podía con las matemáticas. Pero gracias a Boceto y al apoyo de los profesores Percy Cayo y Leonardo Risco, lo superó y afrontó con éxito los cursos de esa materia. Luego ingresó como practicante a Semana Económica, por tres meses. Hoy ya lleva más de ocho años: “No me quiero ir de aquí porque esta es mi casa. Semana Económica y yo hemos crecido juntos”.

Roberto nunca renunció a su otra pasión. En junio del 2007 lanzó al ciberespacio la web dechalaca.com para la Copa América de Venezuela, un proyecto al que le puso todas sus energías. Hoy se trata de una marca muy consolidada: es el primer medio deportivo que cubre todos los torneos de Primera y Segunda División, y de todas las categorías de menores. Tiene una red nacional de corresponsales que reportea las 150 ligas en los 24 departamentos del Perú, desde los lugares más recónditos. Su intención al 2014 es fortalecer la web y hacerla más empresarial. Sabe muy bien que uno nunca termina de aprender. “Por eso haré una maestría en Ciencias Políticas después del Mundial”, concluye.

Deja un comentario