Renzo Rossini

Renzo Rossini, además de ser el actual Gerente General del Banco Central de Reserva del Perú, es profesor de Economía Política en la Universidad del Pacífico. Esta combinación de labores es vital para él. No solo es docente debido a su interés por difundir el conocimiento acumulado en más de veintiocho años de experiencia. Lo motiva, sobre todo, la relación que mantiene con sus alumnos, la cual está basada en una constante retroalimentación, acción que siempre se menciona como un ideal pero que pocas veces se llega a lograr de verdad.

“Siento que gano mucho al enseñar porque esa función me obliga a hacer y a explicar las cosas muy claramente. Incluso, de manera más clara de lo que suele pensarse que son. Eso me ayuda a ordenarme también. Los alumnos de la Universidad son bastante cuestionadores, para nada pasivos y jamás creerán en lo que dice el profesor si es que no obtienen buenos argumentos”, afirma.

Él mismo era así de estudiante: buscaba que los argumentos lo convencieran. Con una maestría en Economía por la London School of Economics (1986) y el Programa de Alta Dirección de la Universidad de Piura en su hoja de vida, Renzo continuó con una carrera ascendente luego de concluir en el primer puesto el XXIX Curso de Extensión Universitaria del Banco Central de Reserva del Perú, al que fueron convocados los mejores alumnos de cada universidad. Conforme fue demostrando su capacidad de liderazgo, pasó de Jefe del Departamento de Análisis del Sector Externo a ser Subgerente de Investigación y Análisis Global y, seguidamente, Gerente de Estudios Económicos. La gerencia general del BCR le fue otorgada en el 2003.

Hoy, en su oficina del Centro de Lima, Renzo recuerda que a inicios de los años ochenta el nivel de gravedad de los problemas por los que pasaba el país hizo que tanto él como el resto de sus compañeros entendieran su profesión como un campo de experimentación de la realidad y una prueba de fuego a su vocación. Esta fue inquebrantable, ya que entendía que desde su carrera podía contribuir a sacar adelante al Perú.

“Cada estudiante se forma a partir de su contexto, ya que son sus conocimientos los que se volcarán luego en éste”, asegura. Así, la situación del Perú de aquellos tiempos, en lugar de desanimarlo, lo motivó aún más. Renzo se impuso retos y desafíos desde muy joven. Muchos años después, su vida profesional es una prueba de su constante preocupación por nuestra realidad. Los futuros profesionales, está claro, deben liderar y sumar esfuerzos por el desarrollo de su sociedad. Esa es una de las muchas enseñanzas que transmite a diario a sus alumnos.

Deja un comentario