Piero Ghezzi

Las casualidades no existen. Y si no que se lo digan a Piero Ghezzi, cuyo destino parece haber sido siempre dedicarse al análisis macroeconómico. El mismo que hoy le hace observar cómo gira el mundo desde Londres, Inglaterra, en donde es Director Ejecutivo y Director de Economía e Investigación de Mercados Emergentes de Barclays Capital. Fue así desde el colegio: un test vocacional en cuarto de secundaria le dijo que sería economista (“nunca entendí cómo lograron hacer una evaluación tan precisa”). Decidió estudiar en la Universidad del Pacífico. La comprensión real de la carrera, eso sí, llegaría recién en el quinto semestre.

“Si uno estudia Administración o Contabilidad sabe muy bien qué es lo que va a hacer en su vida. Es más palpable. Eso no sucede con la Economía. Ceo que somos muchos los que estudiamos esa carrera sin saber realmente lo que vamos a ser”, confiesa con honestidad. “De hecho, muchos acaban haciendo un MBA o trabajando en temas relacionados con la administración. Somos pocos los que acabamos trabajando como economistas en el día a día. Yo fui uno de ellos, pero tardé en entenderlo”.

A la excelencia formativa de la Universidad, Piero añade una circunstancia clave en su desarrollo profesional: la hiperinflación que sufrió el país en la década del ochenta. “En aquel momento la economía se vivía en el día a día y los costos de tener malos economistas eran muy altos. Los ministros de la época trataban de inventar la rueda, con intenciones buenas, seguramente, pero con resultados nefastos. Ahí supe que quería ser el mejor economista. Porque eso era lo que el Perú necesitaba. Más y mejores economistas”.

Piero se graduó sabiendo la mejor teoría y, en gran medida, la práctica. Sus pasos lo llevaron a Macroconsult y a Grade, y, fuera del país, a Kiel, en Alemania, donde hizo una Maestría en el Instituto de Economía Mundial, y a Berkeley, en Estados Unidos, donde realizó su doctorado en Economía.

Hoy, mirando para atrás, valora todas esas experiencias y cómo el haber vivido en una época de crisis continua e incertidumbre permanente le hizo ser más flexible y adaptable “a circunstancias cambiantes y difíciles”. Si bien reconoce que el país necesita empresarios y ejecutivos, también pide a los estudiantes de Economía que apuesten por la investigación, que no olviden la importancia de la “intuición económica” y que trabajen con humildad, pues pertenecen a un grupo de peruanos privilegiados con la obligación moral de hacer que el logro de sus sueños individuales sea compatible con el desarrollo humano del Perú. Un grupo en el que se incluye.

 “Yo he tenido suerte de estudiar en una universidad de primer nivel y de lograr muchas metas. De adquirir un excelente conocimiento con una fuerte formación ética. Por eso no pienso retirarme en el extranjero. Sé que volveré a Perú. Y entonces trataré de devolver con mi granito de arena un poco de lo mucho que he recibido”, concluye.

3 Comentarios

  1. jose suarez malaga says:

    haz estudiado en alemania y por eso te cxonsidero un buen hombre. y yo se que vas a ser presidente de la republica del peru

  2. Brenda Cabrera says:

    Sr. Guezzi:
    He escuchado sus comentarios en el Foro Industrial en este año y si tengo buenas expectativas de lo bueno de su trabajo para el país. El gobierno en el cual está, no es el adecuado; pero tiene el poder de hacer buenas cosas para nuestro país.

    Por favor, siga manteniendo el diálogo con la prensa, ya que es una de las pocas formas en que nos podemos enterar de su trabajo, ya que los resultados del plan se verán dentro de unos años.

    En caso, me avise usted en dónde puedo enviar mis apreciaciones sobre el Plan, por favor avíseme.

    Saludos cordiales,

    Brenda Cabrera

  3. Teresa Ferrer Salaverry says:

    Estimado Dr. Piero Ghezzi:
    Tenía un profundo deseo de escribirle y transmitir de alguna manera mi admiración por su desempeño como Ministro de la Producción en Perú, en el Gobierno que terminó hace poco. Cada vez que podía verlo en las noticias oficiales en TV inaugurando obras productivas para el país, con ese espíritu y entusiasmo realmente contagiante, pensaba, ojalá hubieran más ministros como el Ministro Ghezzi, que apuestan por el país, que usan su conocimiento para impulsar el desarrollo en formas tan diversas y positivas.

    Un saludo especial.

    Teresa Ferrer Salaverry
    Documentalista

Deja un comentario