Norberto Hosaka

Desde el primer día que ingresó a la Universidad del Pacífico, Norberto Hosaka sabía que lo que él deseaba era llegar a ser su propio jefe. Mientras sus compañeros soñaban con ser contratados por una compañía líder del mercado o una transnacional, él tenía el firme propósito de crear una empresa exitosa. Incluso empezó estudiando Administración, pero luego se dejó seducir por los primeros cursos de Contabilidad que tuvo que llevar.

“Me di cuenta que las herramientas contables eran muy importantes para el mundo de los negocios. Desde un inicio, lo que quería era hacer empresa. Yo no buscaba que me contratara un banco o una gran corporación, por ejemplo”, cuenta Norberto.

Su historia de emprendimiento así lo constata: su primera incursión empresarial fue a los diecinueve años, en 1996, cuando cursaba el segundo año de carrera y deseaba generar sus propios ingresos económicos. Pero había una dificultad: no contaba con capital. Allí apareció la figura de su padre, quien solicitó un préstamo bancario. Entonces Norberto utilizó aquel dinero para adquirir dos vehículos de transporte público. Las ganancias le sirvieron para pagar las cuotas del préstamo y, con el tiempo, la mensualidad de la UP. Era muy joven y esa experiencia también lo formó: “Mientas muchos amigos practicaban en empresas muy grandes, yo tenía que ir al paradero a hablar con los chóferes o los mecánicos. Fui aprendiendo a liderar”.

Dos años más tarde decidió vender los vehículos y formar su primera empresa: Students Travel, la cual hasta la actualidad se encarga de llevar a jóvenes universitarios a Estados Unidos con la intención de brindarles su primera experiencia laboral (cada año, aproximadamente 1500 universitarios llegan a ese país gracias a esta compañía).

Para ese momento, 1999, el talento y la visión de Norberto eran evidentes: al terminar sus estudios, la Universidad del Pacífico le ofreció el cargo de docente y un excelente puesto administrativo. Año tras año logró escalar posiciones hasta convertirse en el vicedecano más joven de la historia de la UP (con apenas 26 años) y dos años después, en el presidente del Consejo de Admisión. Norberto se desempeñaba en ambos puestos y administraba su empresa cuando, una vez más, otra gran idea lo atrapó. Vio una nueva oportunidad en el boom de la cocina peruana. En el 2005, junto a otros socios, abrió Hanzo, un restaurante de comida japonesa que rápidamente se convirtió en uno de las mejores de Lima: llegó a tener cuatro locales, dos en Lima y dos en el extranjero (Chile y Ecuador), y tres restaurantes de Wasabi, otra propuesta gastronómica de comida japonesa dirigida para jóvenes en nuestra capital.

“Hay quienes me preguntan cómo he llevado correctamente mis empresas y mi única respuesta es que la Universidad me preparó para todo esto. En las aulas entendí que debía amar cada proyecto en el que me involucraba y así lo he hecho”.

Para Norberto, su historia como empresario se resume en su integridad como profesional. Sea en el negocio, rubro o campo en el que se desenvuelva, sabe que ser honesto y transparente es el secreto para que un equipo humano se identifique con uno. Ya sea porque se es el dueño de un vehículo de transporte público, una agencia de intercambio estudiantil, una cadena de restaurantes, o simplemente porque se es profesor en una clase universitaria.

“Ser honesto y justo con mis trabajadores ha permitido que ellos se identifiquen conmigo. Y, sobre todo, que tengan confianza y sientan que están en un buen lugar”. Sus diferentes logros a lo largo de la última década demuestran que esto siempre lo ha logrado: al final sus sueños han terminado siendo también los sueños de sus diferentes equipos.

2 Comentarios

  1. josealzamorapierantoni says:

    El “honesto y justo” Nolberto Hozaka es un estafador. Hasta ahora estoy esperando cumpla su palabra y me pague los $1500 que me adeuda por el traspaso de los muebles del Matsuei al Hanzo en Surco. Una persona que no tiene palabra es una basura. Están advertidos, la gente que me conoce sabe que nunca diría algo así si no fuese cierto. Pepe.

  2. josealzamorapierantoni says:

    Dicho sea de paso, este sinverguenza no puede autodenominarse “líder juvenil” y menos “responsable”. Primero cumple tu palabra y paga lo que debes, Hozaka. Pepe.

Deja un comentario