Monique Llamosas

Luego de terminar la carrera de Administración en 1998 en la Universidad del Pacífico, Monique Llamosas se desenvolvió durante varios años en el mundo empresarial. Trabajó en grandes empresas y firmas internacionales en las que veía temas de mejora de procesos y auditoría financiera. Era joven y le iba muy bien. “Sin embargo sentía un vacío. Necesitaba un cambio. Quería un trabajo que me llenara más, algo que me permitiera mejorar la calidad de vida de las personas que no tuvieron la misma suerte que yo”.

Monique reconoce que aquel interés por el prójimo empezó a sentirlo cuando participó en un programa de prácticas en provincias, por el que pasó tres meses apoyando a una Organización No Gubernamental en Arequipa. “La experiencia me agradó tanto, que diría que fue la semilla para mi motivación en el tema”, cuenta Monique, quien en un momento dado dejó el mundo corporativo y empezó a indagar sobre la cooperación internacional. Decidió, entonces, estudiar una maestría en España que le permitiera cambiar de sector.

Su primera intención fue prepararse para trabajar con la cooperación en el desarrollo en Latinoamérica, especialmente en el Perú. Para ganar experiencia empezó desde cero como voluntaria y luego como practicante. Esto le ayudó a encontrar un primer trabajo como Técnica de Proyectos encargada de Argentina, Colombia y Perú, entre otros países. Luego cambió de organización y pensó que por su background personal y laboral sería asignada al departamento de América del Sur, pero en cambio fue enviada al área del Cuerno y África Central y del Este. Estuvo en ese puesto durante tres años viendo la cooperación desde el punto de vista de la planificación, el encaje de proyectos con los requisitos de los donantes y la gestión de los programas (formulaciones adaptadas a las diferentes convocatorias, informes requeridos, seguimientos, etc.). Aquello le permitió conocer diferentes países africanos y fijarse un nuevo objetivo laboral: vivir en carne propia los proyectos.

Este fue un gran cambio en su trayectoria profesional: “Tuve la oportunidad de variar de perspectiva y trabajar como Responsable de Programa en el terreno, es decir, en la misma área de ejecución de los proyectos”, cuenta Monique. “Gracias a esto, pude corroborar todo lo que había leído en el papel y ver personalmente cómo a través de los diferentes programas se podía cambiar la vida a las personas beneficiarias”.

Actualmente Monique trabaja en Burundi, un país pequeño ubicado en el Centro de África y que se encuentra entre los diez más pobres del mundo según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Como delegada de la Cruz Roja Española vela por la correcta ejecución de los programas y apoya al fortalecimiento de las capacidades locales. El objetivo es potencializar y preparar a aquellas poblaciones para que en determinado momento puedan sostenerse por sí solas.

“No descarto volver al Perú y continuar con labores similares. Aunque eso será más adelante. Mientras, seguiré por este lado del mundo tratando de mejorar un poquito la calidad de vida de estas poblaciones y creciendo como persona y profesional”, finaliza Monique.

1 Comentario

  1. Mirtha Osorio says:

    Agradeceria sobremanera algun correo electronico para comunicarme con Monique. Es a nivel personal pues hemos sido compañeras del colegio Mater Purissima. Quedo de uds. Atte.

Deja un comentario