José Agustín de Aliaga

A inicios de la década de 1970, José Agustín de Aliaga egresó de la carrera de Administración de Empresas de la Universidad del Pacífico. Era apenas un joven de 21 años con inmensos deseos de seguir desarrollándose. Por eso, decidió estudiar un postgrado. Ante la inexistencia de esta opción en las universidades nacionales, viajó a Estados Unidos. En ese país comprobó que la formación que había recibido en Lima había sido tan buena que pudo rendir con éxito su MBA en la Southern Methodist University de Dallas. “Ahí profundicé lo que había aprendido en la Universidad del Pacífico y noté que, en cierto modo, le llevaba ventaja a estudiantes que venían de otras partes del mundo”.

A su regreso al Perú, José Agustín empezó su carrera en el sector minero, donde trabajó intensamente por 25 años, logrando escalar las posiciones más importantes. Luego de ese período se retiró para iniciar proyectos personales relacionados al sector inmobiliario. Sin embargo, debido a su calidad profesional aún mantiene su puesto como Vicepresidente del Directorio de dos compañías mineras: Milpo y Atacocha, además de ser el Director de la Sociedad Minera El Brocal.

Considera que la clave de su éxito en el campo profesional lo debe a dos enseñanzas que aprendió en las aulas universitarias: innovar constantemente y adaptarse a los cambios. “Hace unas décadas no existían las computadoras ni otros dispositivos tecnológicos, pero hoy definitivamente tenemos que utilizarlas”, dice mientras revisa la pantalla de su tablet. Así, siempre preocupado por la innovación, José Agustín vela por que sus colaboradores obtengan los mejores conocimientos.

“En los últimos años he trabajado con egresados de la Universidad del Pacífico y la experiencia siempre ha sido satisfactoria. Tres de ellos han viajado al extranjero a realizar sus estudios de postgrado y uno tiene la visión de hacerlo en el corto plazo”. Agrega que un líder debe apoyar esas iniciativas, porque así sus colaboradores aprecian el lugar donde laboran. Además que por ningún motivo debe creer que tiene empleados, sino personas que colaboran con él para llegar a una determinada meta.

José Agustín brinda un consejo a los jóvenes que en nuestros días egresan de las universidades: “Nunca dejen de aprender. Los que triunfan en la vida y en los negocios son aquellos que tienen abundantes conocimientos porque solo así pueden tomar las mejores decisiones”.

Deja un comentario