Elba Zapata

Hacer que todos los peruanos nos unamos a través de la gastronomía es un trabajo demandante y retador. Pero Elba Zapata, actual Gerente de Imagen y Marketing en Acurio Restaurantes, aprendió a trazarse metas altas y siempre cumplirlas, a poner todo su esfuerzo por lograr un objetivo. “La UP me hizo ver que todo es posible”.

Al terminar el colegio pensaba que la administración era una herramienta que le ayudaría para todo y que formaría en ella las mejores estructuras de criterio y de pensamiento para tomar decisiones. Entró a la Pacífico como un reto por el alto nivel de exigencia. Estaba muy motivada por conocer más.

En la universidad trató de tener todas las experiencias posibles en las ramas que le interesaban. Fue parte del grupo de danza contemporánea durante tres años. Todas las actividades extracurriculares que organizaba la Oficina de Formación Universitaria le parecían cruciales. “Eran espacios enriquecededores, donde uno podía abrir la mente. Eso es lo más importante de estar en la universidad. Sin ello, la UP sería una simple escuela de negocios”, afirma.

Elba remarca la importancia de haber tenido profesores como Carlos Gatti, Giovanna Pollarolo, Percy Cayo, Jorge Wiese y otros. También recuerda la pasión con la que enseña Karen Weinberger. “Ella nos inspiró mucho a los que queríamos tener una voz en la universidad”.

En el transcurso de la carrera formó parte del equipo de la revista Boceto, como fotógrafa, redactora y luego directora. Quedó marcada por la calidad humana de sus compañeros, con quienes sentía que hacían un producto valioso. “Lo mejor de la universidad fue la oportunidad de conocer a este equipo de personas extraordinarias”. Cada año, los “boceteanos” se iban de paseo a Cieneguilla para celebrar el hecho de haber creado y seguir contribuyendo con la universidad con productos de calidad. También hacían exposiciones fotográficas.

Elba no piensa dejar de aportar al país en el futuro. Lograr que la gastronomía peruana sea reconocida y que compita con las mejores del mundo, impulsa muchas cosas positivas para el país: mayores puestos de trabajo, jóvenes que conocen sus raíces, artistas que encuentran su pasión, y que tengamos mayor orgullo por quienes somos. “Aún hay mucho por hacer por el Perú. Tal vez haga una maestría fuera. Es importante ver el mundo y volver”.

Deja un comentario